Entradas con la etiqueta ‘terapias de sanacion con angeles’

Sanando con los ángeles

La sabiduría y la compañía que proviene del contacto con los ángeles por medio de ejercicios, reflexiones y visualizaciones permite que toda persona pueda ser asistida por estos legítimos representantes de Dios entre nosotros. Para llevar a cabo la sanación angélica, necesitarás un lugar donde puedas estar a solas con tu ángel. También es aconsejable encender un cirio blanco y disponer de un hornillo con aceite esencial así como una música agradable en busca de atraer las ondas vibracionales angélicas. Lo más importante en la sanación espiritual angélica es que tengas un genuino deseo de abrir tu corazón por medio de la oración. Las invocaciones se pueden recitar en voz alta o internamente. Siéntate cómodamente en una silla. Cierra los ojos y comienza a respirar lenta y profundamente. Siente la presencia de tu ángel. Imagínalo suspendido frente a ti. Siente que tu ángel respira contigo, rodeándote con su luz. Lleva las manos a tu corazón y siéntelo latir en el centro de tu pecho. Mientras lo haces di. “Mi ángel está conmigo”. Visualízate envuelto en medio de una luz cálida y gozosa que rodea tu cuerpo. Siente como la maravillosa luz de tu ángel entra en tu cuerpo y llega hasta tu corazón colmándolo de amor curativo. Deja que la luz sanadora de tu ángel trabaje en tu interior; deja que su luz repare las viejas heridas de tu corazón. Puedes decir: “Cólmame con tu amor curativo dulce ángel”. Agradece a tu ángel ese don de amor celestial. Concéntrate en tu respiración y cuando estés listo abre suavemente los ojos. Puedes repetir este ejercicio cada vez que necesites el consuelo de tu ángel.
El versículo 11 al 14 del capítulo 29 de Jeremías dice: “…Yo sé los planes que tengo para ustedes, planes para su bienestar y no para su mal, a fin de darles un futuro lleno de esperanza. Yo, el Señor, lo afirmo. Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a mí en oración y yo los escucharé. Sí, Yo dejaré que ustedes me encuentren, y haré que cambie su suerte”.