Entradas con la etiqueta ‘terapia cognitiva’

Canal de Reiki

Canal de Reiki
Durante la iniciación, el Maestro de Reiki actúa como un canal o conducto de la energía. No es el originador de la energía y tampoco su propietario. El formato de la iniciación es simbólico y actúa como una directiva que provoca una respuesta de la Energía Vital Universal. Algunos de los símbolos usados en el procedimiento de iniciación son:
Atrapar el Rayo El Buda Sanador de Raoul Birnbaum dice que el Lama se visualiza como capturando el rayo en ambas manos antes de una iniciación. Creo que éste es el equivalente del Maestro de Reiki dibujando el símbolo de Poder (rayo) sobre ambas palmas antes de comenzar una iniciación. La metáfora de “atrapar el rayo” parece indicar que el dibujar el símbolo de Poder no debe hacerse de modo insípido sino con vigor y concentración.

SÍMBOLO DEL MAESTRO DE REIKI

El símbolo de Maestro de Reiki puede interpretarse como “Gran Luz de Resplandor” o “Gran Luz del Sol y la Luna”. No obstante, otro modo de mirar este símbolo es: “Un gran hombre porta la luz día y noche”. También puede traducirse como “Gran (Dai) Iluminación (Ko MyoJ’.
De acuerdo con las antiguas Escuelas de Misterio occidentales, el hombre hecho a imagen de Dios posee tres partes: espíritu, cuerpo y alma. El espíritu se veía como masculino, el cuerpo como terrestre y por lo tanto femenino, y se decía que cuando el espíritu y el cuerpo se juntaban, entonces su unión creaba el alma. Los Misterios Griegos describían al alma como “un radiante cuerpo de luz”, denominándolo “augoeides”, lo cual significa “forma de radiancia”. Aunque los budistas no creen en un alma, ellos también describen al hombre como formado por tres partes: cuerpo, mente y espíritu. El símbolo de Maestría Reiki parece sustentar la idea de que cuando el cuerpo y la mente se unifican, crean el espíritu como una luz más brillante que el sol y la luna.
Así como en el símbolo de Distancia, pueden hallarse otros caracteres en el símbolo de Maestría Reiki: símbolos para seres cósmicos, símbolos para la iniciación; y una trinidad (Cielo/Humano/Tierra) que te permite permanecer en equilibrio durante la travesía, durante la iniciación, y durante tu interacción con seres o energías elevadas.