Entradas con la etiqueta ‘refugio del buda’

Cursos de reiki buda

Lengua al Tope de la Boca.  En algunos linajes Reiki, el Maestro hace reposar su lengua contra el paladar de su boca a lo largo de toda la iniciación. Se supone que esto proporciona un canal para que la energía fluya hacia abajo por el frente del cuerpo del Maestro. Según Pobangka Rinpoche en La liberación en la palma de tu mano, posar la lengua contra el paladar asegura que su boca no se seque y también impide que la saliva se escurra fuera de ella.

Fuera del Mándala y Cuatro Portales

En torno del exterior del mándala hay un anillo de llamas. Estas llamas indican que ingresar al mándala producirá una transformación tan completa que nada perdurará de nuestro yo antiguo. Entonces, el mándala está circunvalado por una estrecha faja de azul y luego una faja de blanco que contiene dieciséis rayos dorados (vajras). Cuando están colocados en el círculo externo de un mándala, los vajras simbolizan la determinación y el compromiso necesarios para llegar al centro del mándala. Luego viene un anillo de pétalos de loto que simboliza lo trascendental; el elevarse a un estado mental positivo y a la plena captación de la realidad. Los pétalos de loto también significan el renacimiento en un plano más elevado.

Cuatro Portales

El área interna del mándala representa la casa o el palacio de un buda. Para ingresar a esta área debes atravesar un portal. Hay cuatro portales que están alineados hacia las cuatro direcciones de este, sur, oeste y norte. Resulta usual ingresar a un mándala por el portal del este, que se encuentra en la base del mándala. En cada portal hay un guardián que protege al mándala de la energía negativa. Ellos evitarán que abandones el mándala, si pierdes el ánimo o te vuelves temeroso, una vez que has entrado en él. A todo el que permiten que entre al mándala lo protegerán. Sobre cada portal está sentado un par de ciervos. Estos animales sólo se sientan cuando hay seguridad, por lo tanto son símbolos que nos dicen que es seguro ingresar al mándala.