Entradas con la etiqueta ‘nirvana buda’

Cursos de reiki buda

Lengua al Tope de la Boca.  En algunos linajes Reiki, el Maestro hace reposar su lengua contra el paladar de su boca a lo largo de toda la iniciación. Se supone que esto proporciona un canal para que la energía fluya hacia abajo por el frente del cuerpo del Maestro. Según Pobangka Rinpoche en La liberación en la palma de tu mano, posar la lengua contra el paladar asegura que su boca no se seque y también impide que la saliva se escurra fuera de ella.

Limpieza del Símbolo de Poder

Limpieza del Símbolo de Poder: Cierra los ojos y pide cuantos símbolos de Poder sean necesarios para clarificar, limpiar y refrescar tus ojos. Cuando hayas recibido un número, entonces: dibuja mentalmente un símbolo de Poder y pronuncia tres veces su nombre. Luego dirás que quieres (di el número que recibiste) símbolos de Poder acudan a tus ojos para aclararlos, limpiarlos y refrescarlos física, mental, emocional y espiritualmente. Haz lo mismo con los otros órganos del cuerpo como: senos faciales, oídos, nariz boca, garganta, tubos bronquiales, pulmones, vesícula, bazo, hígado, ríñones, páncreas, sistema linfático y sangre. Hazlo cada 21 días. Cada día advertirás que los números que recibes son cada vez más bajos, hasta que un día dejarás de recibir números….
Después, visualiza este símbolo de Poder colmado con luz rosa y felicidad que van hacia el tope de tu cabeza y viajan a través de tu cuerpo, hacia cada célula, limpiando todos los bloqueos y colmándote con una hermosa luz rosa y con felicidad. El rosa es un color muy sanador. Alternativamente, puedes pedirle un color y una cualidad a tu intuición, y que la sitúe en el símbolo de Poder. A menudo es muy interesante verificar qué color y qué cualidad obtienes. Siempre son apropiados.

Mándala de 51 Pliegues del Buda de la Sanación

Este mándala representa todos los conceptos de la energía personificada como el Buda de la Sanación. Se dice que los 51 seres pintados en el mándala son los 51 estados de conciencia asociados a la sanación. Era usado como un apoyo pedagógico para los monjes que aprendían la radiancia sanadora divina que, creo, conocemos ahora como Reiki.
Los iniciados aprenden el mándala desde la periferia al centro. Quienes eran iniciados en el equivalente del primer nivel de Reiki aprendían sobre las cuatro direcciones y sus reyes guardianes, los guardianes de las 10 direcciones, y los doce generales Yaks-ha. Quienes llegaban al segundo nivel debían integrar las energías de los 16 bodisatvas y sus familias, y en el tercer nivel debían aprender acerca de la rueda interna del mándala e integrar las energías de los sietes budas sanadores y la Gran Madre. En el cuarto nivel los iniciados debían entender el mensaje del mándala en todos los niveles: físico, mental/emocional, espiritual y cósmico. Debían haber trabajado a través de todos los pasos del viaje e integrado toda la información del mándala de modo que se convirtiera para ellos en una segunda naturaleza. La mayor parte del conocimiento albergado en el mándala habría sido transferido oralmente.