Entradas con la etiqueta ‘buda paris’

Iniciación en el Segundo Nivel de Reiki

Una Iniciación en el Segundo Nivel de Reiki
He oído decir que sintonizar a un practicante en tres símbolos durante una iniciación tiene un efecto de revoltijo. A mí me parece que existe escaso fundamento para esta creencia. David Neil, en Budismo tibetano, registra una iniciación donde tres símbolos se sitúan en las manos durante la misma, en tanto Michael Saso en Arte tántrico y meditación describe una iniciación con un único símbolo. Da la impresión de que el número de símbolos activados durante una iniciación es una cuestión de elección por parte del Maestro de Reiki iniciador.

Sanación a Distancia

SHIN = Corazón, Sentimientos. Budista: El corazón, mente, alma; la fuente de actividad mental; totalidad de la mente. Zen: poderes personales de conciencia, mente, corazón, espíritu; realidad absoluta; naturaleza del yo o naturaleza genuina.
Este carácter indica que el símbolo de Distancia conecta de corazón a corazón o del buda en mí al buda en ti. También indica que el símbolo de Distancia puede ser usado para conectarse con los sentimientos, permitiéndonos una conexión con los sentimientos que necesitan sanación. Nos ayuda para remitir una “resonancia” hacia el universo, al futuro, o hacia alguien que (a necesita para poder “resonar” o afinarse con su verdadera naturaleza o esencia.

Bodisatvas de la Luz Solar y la Luz Lunar

Inglés             Luz Solar           Luz Lunar

Sánscrito        Suryaprabha      Candraprabha

Japonés               Nikko                  Gakko

También conocidos como Radiancia Solar y Radiancia Lunar, los bodisatvas de la luz solar y la luz lunar son los guardianes de la Ley Correcta del Buda de la Sanación. Las Leyes Correctas representan las leyes naturales del universo; por lo tanto, la Ley Correcta del Buda de la Sanación es la ley natural de la energía sanadora del universo, las leyes inmutables referidas a la energía sanadora.
Estos dos son los principales bodisatvas del Buda de la Sanación porque la Luz Solar (positiva) y la Luz Lunar (negativa), en conjun-Buda de la Sanación (neutral), forman una trinidad. Sus caracteres japoneses pueden hallarse dentro del símbolo de Maestro de Reiki. Esotéricamente, la luz del sol simboliza la energía luminosa del universo: toda la luz del universo, ya sea que provenga de un sol, una estrella o una luna, es luz solar o luz proveniente de un sol. La luz del sol es caliente y, por lo tanto, se considera activa y positiva, mientras que la luz lunar es fría, y por lo tanto pasiva y negativa.
En el budismo, la Luz Solar significa Sabiduría Suprema y la Luz Lunar significa Compasión Suprema. Ambas son de igual importancia. La sabiduría sin compasión es conocimiento sin comprensión, y la compasión sin sabiduría es conducta insensata.
Una de las mayores funciones de estos bodisatvas es evitar que la energía sanadora sea utilizada para el mal. Si alguien tratara de enviar intenciones malignas/negativas hacia alguien utilizando energía sanadora (Reiki), estos bodisatvas prometen revertir la energía de modo que regrese a quien la envía para curarlo primero. Una vez que esto ha ocurrido, la energía será enviada a la persona proyectada y la sanará del mismo modo. Estos bodisatvas asegurarán entonces que se sane la relación entre las dos personas involucradas. El concepto parece acompañar la idea de que Reiki sana primero al practicante antes de fluir hacia el receptor durante un tratamiento Reiki o una sanación a distancia.
En oriente, la mano derecha es conocida como mano solar y la mano izquierda se conoce como mano lunar, de modo que puede asumirse que la luz solar y la luz lunar también simbolizan radiancia (luz) proveniente de las manos derecha e izquierda.