Entradas con la etiqueta ‘buda dharma’

Demostrar gratitud a todos los seres vivientes (Buda Vairocana-Centro-Blanco)

El buda Vairocana, Gran Sol y esencia espiritual primal, es el Rey girador de la rueda que se sienta en el centro o eje de un círculo o rueda. El sol irradia luz sin ningún tipo de prejuicio y permite que todos los seres vivientes existan en este planeta. El principio nos enseña a hacer lo mismo.
Vairocana contiene las cualidades de los cuatro budas precedentes. Cada uno lleva hacia Vairocana, y Vairocana conduce hacia cada buda. Los cinco principios Reiki actúan de igual modo. Aprende a no enojarte y entonces serás capaz de expresar gratitud a todos los seres vivientes. Aprende a demostrar gratitud a todos los seres vivientes y descubrirás que la ira no puede emerger. Como expresar gratitud a todos los seres vivientes puede ser difícil de hacer inmediatamente, los primeros cuatro principios son pasos diseñados para conducirnos a un punto donde el quinto principio se vuelve fácil de practicar y de concretar. Hace algunos años, asistí a la fiesta del 99° cumpleaños de una prima anciana. Me pregunté por qué ella había vivido tanto, por qué la amaba tanta gente y asistía a su fiesta de cumpleaños. A medida que la escuchaba, me daba cuenta que a menudo durante su conversación ella decía: “¿No son maravillosas las personas? Todos son tan bondadosos.” Otro comentario que ella hacía con frecuencia era “Tuve la suerte de vivir en tiempos tan interesantes.” ¿Cuántas veces utilizas afirmaciones como ésas que te homenajean y alaban a otros? Inténtalo durante un día y verás qué sucede.

Honra a tus padres, maestros y mayores— (Buda Amitaba-Oeste-Rojo)

Los principios Reiki escritos a mano por Mikao Usui en Reiki, el legado del doctor Usui de Frank Arjava Petter, pone al tercer precepto como “demuestra aprecio”. En Reiki viviente, las enseñanzas de Takata narradas a Fran Brown, ello fue ampliado a “toma en cuenta tus bendiciones, honra a tus padres, maestros y vecinos, e ingiere el alimento con gratitud”. Sin embargo, muy a menudo el tercer principio aparece como “honra a tus padres, maestros y mayores”. Cada una de estas versiones del principio tienen en común la capacidad de apelar a esa parte elevada tuya que puede demostrar aprecio, ser honorable y tomar en cuenta las bendiciones.
El buda Amitaba, buda de la Luz Infinita, es la personificación de la compasión y esotéricamente representa el Yo Elevado. Actúa como intermediario entre la realidad y la humanidad. Generosamente, Amitaba perdona todo pecado: cualidad de lo más apropiada para este principio que puede ser muy difícil de aceptar por alguna gente y que ha sido cambiado en occidente muy seguido.
Este principio no se refiere apenas a sanar tu relación con tus padres, maestros y mayores, sino también a sanar las actitudes que has desarrollado a causa de tus experiencias con tus padres, maestros y mayores. Las actitudes que tienes hacia tus padres brotarán una y otra vez en tu vida cuando estés con alguien que te los recuerda o que asume una especie de papel paternal en tu vida.

Buda de la Sanación

En tos sutras del Buda de la Sanación no se menciona una Gran Madre Diosa, sin embargo en el Sutra sobre los méritos de los votos fundamentales de ios siete budas de h radiancia lapislázuli, Maestros de la Soñación, que puede hallarse en El Buda Sanador de Raoul Birnbaum, la octava deidad mencionada es Vajiadara. Aunque se lo menciona como bodisatva, Vajradara significa Rey del Rayo y como rey pertenece al tercer nivel de un mándala. En las pinturas, Vajradara es azul oscuro, el color de la sección oriental (femenina) del mándala, y se dice que está tan perdido en la meditación divina que no se involucra directamente en los asuntos de los seres sensibles. Esto parece indicar que Vajradara es pasivo y por lo tanto, como Avalokitesvara, puede tener una versión femenina en China y Japón. En el Tibet esta versión parece ser la Gran Madre, Yum-chen-mo. En el sutra, Vajradara promete responder preguntas, hablarle a la gente en sueños y hacer que se cumplan los deseos.