Archivo de la categoría ‘Simbolos Orientales’

9 tipos de personalidades

Existen 9 tipos de personalidades que se relacionan con los siete pecados tradicionales: la ira, la soberbia, la envidia, la avaricia, la gula, la lujuria y la pereza. A éstos se suman dos más: la vanidad y el miedo. Pero los pecados capitales que van a aparecer como fijación del Yo se aplican no en un sentido literal, sino más bien espiritual. Es decir:
• La ira, que tiene que ver con el tipo 1 de personalidad (el perfeccionista), no es la ira en sí, sino más bien el resentimiento que se genera al reprimirla. Las personas de tipo 1 son, entonces, superyoicos, y respetan demasiado el “deber ser”. Su mecanismo de defensa es la represión: son muy correctos, pero no toleran los errores de los demás, viven criticando todo, se frustran mucho y reprimen su ira al vivir en este mundo imperfecto, que nunca los satisface.
• La soberbia u orgullo, que tiene que ver con el tipo 2 (el solidario), señala a personas que viven ayudando a los demás y se creen imprescindibles. Su mecanismo de defensa es la represión de sus necesidades: se hacen dependientes de las demandas de los otros, pero no atienden las suyas propias. Por eso, si no se reconocen sus esfuerzos, viven reclamando atención.
• La vanidad, que tiene que ver con el tipo 3 (el exitoso), indica individuos que son solamente una máscara exterior y no cultivan su interioridad. Su mecanismo de defensa es la identificación: su amor propio tiene que ver con mostrar a los demás cuan perfectos son, creándose así una falsa identidad. No son personas auténticas, sino que todo en ellas pasa por el exterior.
• La envidia, que tiene que ver con el tipo 4 (el trágico romántico), surge de estar siempre fijado en el punto de vista negativo de la falta o la pérdida, de estar siempre comparando lo que los demás tienen y nosotros no, sin valorar todo lo que, de hecho, poseemos. Su mecanismo de defensa es la introyección y el dramatismo: son personas que se quejan siempre por lo perdido en el pasado.
• La avaricia, que tiene que ver con el tipo 5 (el observador), significa el perseverarse y tratar de prescindir de todo y de todos, para tener así un espacio donde quedarse en su mundo de conocimiento y fantasía: su mecanismo de defensa es el aislamiento, y por lo tanto a estas personas les cuesta dar, pero por sobre todo, compartir.
• El miedo, que tiene que ver con el tipo 6 (el leal), nos remite a una actitud de gran inseguridad en todo, a una gran desconfianza que no nos permite avanzar. Su mecanismo de defensa es la proyección de los propios miedos en los otros. Son individuos que creen en teorías, leyes y autoridades, pero no en los demás.
• La gula, que tiene que ver con el tipo 7 (el optimista), serefiere al querer disfrutar de todo lo bueno de la vida, pero sin medida, sin sobriedad. Esto lleva a vivir experimentado para la búsqueda del propio placer, sin pensar en las consecuencias. Su mecanismo de defensa en la planificación, la postergación de hacer las cosas bien en el futuro.
• La lujuria, que tiene que ver con el tipo 8 (el jefe, el líder), se vincula al deseo de control y dominio sobre los demás. Son personas que han sido humilladas mucho de pequeñas, y han jurado que nadie jamás volvería a hacerlo, por lo que intentan siempre de humillar y no ser humillados, de controlar y no ser controlados. Su mecanismo de defensa es la negación (“haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago”).
• La pereza, que tiene que ver con el tipo 9 (el pacificador), se remite a una indolencia, a un dejarse afectar por la vida. Son personas que tratan de vivir siempre en armonía, evitando cualquier conflicto, relegándose si es necesario. Tiene que ver con una pereza psicológica: su mecanismo de defensa en la evasión.

Test de los eneagramas

El Eneagrama es una útil herramienta de análisis que nos sirve para iniciarnos en el camino del auto-conocimiento, que nos puede llevar a una gran transformación en nuestras vidas. Etimológicamente, combina dos términos provenientes del griego: “enneas” (nueve) y “gramos” (figura), constituyendo, entonces, una figura de 9 puntos que representan las 9 personalidades relacionadas con los pecados capitales, a lo que se agregan dos pecados más, no oficiales pero igual de importantes. El Eneagrama tiene su origen en la cultura sufi (de sufismo, doctrina religiosa de ciertos mahometanos de la antigua Persia), de tradición oral. Es decir que era un saber transmitido del maestro a su discípulo, hasta llegar a nuestros días. Esencialmente, es una teoría que nos revela que nosotros mismos fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, pero que por diferentes razones hemos perdido esa conexión con nuestra esencia, con lo divino y perfecto que hay en nosotros. Somos, básicamente, “chispa” divina, pero esa chispa se nos va apagando debido a las heridas que sufrimos ya desde la más temprana edad. Estas heridas van a marcar surcos en nuestra vida, y van a ir formando una personalidad que desarrollará, a su vez, mecanismos de defensa para protegerse. Y estos mecanismos de defensa nos van a proteger, pero también nos van a crear un falso Yo, no auténtico sino reprimido, no total sino parcializado. Así, estos mecanismos van generando una compulsión de la cual nos cuesta salir. Por diferentes motivos, cada uno de nosotros desarrolla un tipo de compulsión que aparecerá repetitivamente en nuestra vida, y que tendrá que ver con un pecado capital.

Simbolos de reiki del segundo nivel

La persona que tiene el Segundo Nivel no solamente tiene la habilitación de los simbolos de reiki, sino que cada símbolo trabaja primero con una frecuencia de energía determinada y segundo, que cada uno de ellos tiene su propia asistencia. Los símbolos tienen relación con los diferentes elementos de la naturaleza, con figuras del budismo antiguo del budismo primigenio y de alguna manera, uno se siente intuitivamente guiado, aunque no se dedique a estudiar y profundizar los orígenes que tiene la asistencia de cada una de esas fuerzas. Uno puede creer que porque tiene fuerza interna, intuitiva, se paró y le llovió flores de las que más le gustan, otro puede decir que fue su ángel; de las dos maneras está bien porque igual las flores cayeron.

Si uno lo atribuye a su propia fuerza y el otro a otra cosa, no tiene mayor importancia, es el medio. Lo que digo es que: intuición. Un símbolo nunca va a afectar negativamente. Yo doy las técnicas y después uno las va manejando según su propio criterio. Eso no quiere decir que tengan que hacer cualquier cosa. No es hacer cualquier cosa, es hacer lo que uno necesita y siente para ese momento. En otro momento, empleará una técnica tradicional. Hay que tener en cuenta que al aprender algo como Reiki, uno tiene una técnica que es la de inicio, la que le da el puntapié inicial para arrancar y ver los resultados, la que siempre funciona, pero después tiene las herramientas y va armando sus propias cosas.

Simbolo Karma

El signo se refiere directamente al karma como sendero de aprendizaje, se refiere al entendimiento de la lección de cada dolor resolviendo los rencores. Permite comenzar con la evaluación de la necesidad, para que aún las vivencias más traumáticas sean vistas a la luz del objetivo para el que se produjeron. El trazado del símbolo lleva a realizar el primer perdón, que es a sí mismo. Partiendo de ese íntimo acto de perdón, se llega a la evolución de temas concretos como fracasos o abandonos.

Pa Kua Chang

Tiene como referente al Pa Kua Chang que se traduce como trueno, cuya energía yan es simbolizada en esta imagen como aquella fuerza que es imposible de contener. Que al ser la esencia del individuo no puede ser frenada, debe manifestarse en toda su expresión, para luego evaluarla o modificar aquello que pudiera estar en error. El trueno como expresión elegida para mostrar aquello que hace al temperamento, a la necesidad básica y prioritaria, sin lo cual cada accionar carecerá de fuerza personal, aún teniendo todos los detalles concretos no produce alegría.

El Goce

GOCE
Es el signo del deseo que incluye el impulso instintivo que se canaliza desde el sexo tanto como la supervivencia. Implica la fuerza de necesidad que permite luego generar para que sea satisfecha. También indica la capacidad de saciarse, ya que uno sin el otro no encuentran un equilibrio. Su grafismo trazado en los núcleos de cada chakra permite que se active el impulso naturalmente presente en toda persona para mostrarse a flor de piel nuevamente.

Simbolos Orientales

En esta aplicación los símbolos que se dibujan tienen que ver con el impulso básico de la persona de llevar adelante una acción que no importa por sí misma sino por la emoción que la dirige. Habla de fomentar la necesidad para poder, en base a esto, generar proyectos o actitudes. El otro símbolo se dirige a superar las pruebas o lecciones que tienen que ver con el karma.