Archivo de la categoría ‘Símbolos del Budismo’

Reiki y sus raíces

Las raíces de Reiki parecen estar conectadas con tal travesía. Dentro del sistema Reiki se conceden dones. La capacidad de conectarse con y canalizar la energía que conocemos como Reiki. los cinco preceptos Reiki y cuatro símbolos. Reiki. un itinerario hacia el bienestar holistico, puede expresarse como un mándala budista que es un cuadro del viaje espiritual. Los budistas reconocen que hay muchas maneras de recorrer un trayecto espiritual y por ello desarrollaron una variedad de mándalas. El Mándala del Buda de la Sanación es el que posee mayor relevancia para el Reiki.

EL ITINERARIO

Durante muchos siglos la humanidad ha considerado a la vida como una travesía. Cuando se utilizan símbolos y arquetipos el trayecto se convierte en un viaje heroico o espiritual en procura del alma, el ser en Dios o la Budidad. El itinerario espiritual es el esquema básico de la mayoría de los cuentos de hadas, re latos folklóricos, mitos y leyendas. No bien una persona se embarca en tal viaje, ya sea voluntaria o involuntariamente, se le concede uno o más dones para que la asistan en situaciones de presión y de peligro. Simbólicamente, en el Oriente el viaje comienza con el sol naciente. El punto más positivo del trayecto, cuando todo luce como posible, es el mediodía o el solsticio de verano, cuando el sol se halla en su cénit. Asumir la dificultad o el desafío de reclamar el premio o la princesa es visto como el Occidente cuando el sol se pone. La parte más peligrosa del viaje es a la medianoche o en el pleno invierno cuando el sol se encuentra en su punto más bajo. La concreción exitosa del viaje sucede cuando el Príncipe se une con la Princesa y bajo la aprobación del Rey y de la Reina. El Príncipe representa la Razón y la Lógica. La Princesa representa la Intuición. El Rey representa lo positivo mientras la Reina representa lo negativo. Entender y superar las lecciones del viaje capacita al viajero a estar plenamente equilibrado entre lo negativo y lo positivo, la razón y la intuición, lo que entonces le permite realizar el ser en Dios o lograr la Budidad.

Números en el Reiki

Ocho

En et budismo, el número ocho representa el ciclo/rueda completo, el trayecto del nacimiento a la muerte. Representa los siete pasos activos y el paso pasivo del sendero que lleva a (a iluminación. En el Asia, el ocho es un número de suerte.

Diez

El Buda en el centro del mándala es tanto uno como cero. El número uno representa el comienzo de tu itinerario de un manda-la —el Buda con el que deseas unificarte; el cero simboliza el viaje entero— cuando has alcanzado la iluminación o el logro o la unidad con el potencial energético del Buda. En Occidente, este concepto se encuentra en la siguiente cita atribuida a Dios: “Yo soy el alfa y el omega —el principio y el fin”.

Diecisiete

Creo que diecisiete es el número vibracional de (a Energía Vital Universal que llamarnos Reiki. Hay 17 rayos en la rueda que aparece a los pies del Buda de la Sanaclón en Yakushi-ji, Nara, Japón. La versión japonesa del símbolo de Maestro de Reiki contiene diecisiete pinceladas; y su nombre es también el nombre del 34° Buda pasado (17×2=34); y el mándala del Buda de la Sanación se conoce como el Mándala del Buda de la Sanación de 51 Pliegues (17X3*51).

Números Reiki

Tres

Tres es la trinidad del Cielo, la Tierra y lo Humano. Cielo = positivo fyang), Tierra = negativo (yin), Humano = neutral {yin-/yang). Tres es el ideal. Resulta indivisible por un número par y por lo tanto no tiene polaridad. La Energía Vital Universal {Reiki) que une la energía de la tierra y el cielo en los humanos no posee polaridad, es decir: Universal = Cielo; Energía = Tierra; Vida = Humano. En Reiki, pronunciamos tres veces el nombre de un símbolo, intención o afirmación para que se integre como una trinidad equilibrada.

Siete

En muchas sociedades el número siete es considerado sagrado. Representa los siete pasos desde el nacimiento a la muerte, ode la tierra al cielo, que también se describen como las siete edades de la humanidad. El paso final antes de la muerte es el séptimo: el tiempo de la reflexión, de observar lo positivo y lo negativo experimentado durante los otros períodos de la vida, de comparar las propias experiencias con los propios principios para entonces erradicar, modificar u originar tales principios. Puedes tener la necesidad de hacer esta tarea en un lugar calmo: un monasterio, un retiro, el galpón en la parte trasera del jardín, tu propio estudio o refugio, o un santuario. Esta experiencia puede ser sustentada y confirmada mediante el procedimiento o la iniciación sagrada.
El número siete aparece varias veces en la historia Reiki. Se dijo que Mikao Usui estudió siete años en la universidad de Chicago, También se dijo que practicó Reiki durante siete años en la ciudad de los mendigos. El número siete puede usarse para indicar los ciclos que un iniciado atraviesa para alcanzar una meta espiritual. La afirmación de que Mikao Usui hizo algo durante siete años indicaría que atravesó todos los pasos de tal experiencia y alcanzó un objetivo espiritual particular. Lo cual también indicaría que su experiencia en la ciudad de los mendigos y su supuesta permanencia en la universidad de Chicago tuvieron resultados positivos que beneficiaron su meta espiritual. Que aunque no haya aprendido a sanar con sus manos en la universidad de Chicago ni hubiera efectuado sanaciones entre tos jóvenes de la ciudad de los mendigos, esas experiencias fueron vistas como positivas, y al ser consideradas como positivas beneficiaron su objetivo espiritual También constituye una lección para los lectores/oyentes de la historia Reiki que cada uno de nosotros preste atención a sus fracasos para extraer los aspectos positivos que nos conduzcan al próximo paso de nuestra travesía espiritual El número siete puede representar también las siete conciencias del aspecto masculino de Dios.

NÚMEROS

Durante muchos siglos, los números tuvieron un significado metafísico porque se creía que eran la base o los responsables de la armonía del universo. Fue la apariencia de los números, dentro de la historia Reiki, lo que despertó mi curiosidad sobre los aspectos metafisicos del relato. El nivel metafísico de Reiki fue más adelante confirmado por el hallazgo de símbolos que pueden leerse como “Una linterna en la luz del día” dentro del símbolo de Reiki Master.

Los Cinco Elementos

El armado chino de los cinco elementos —madera, fuego, tierra, metal y agua— utiliza los cuatro cuartos y el centro. El armado representa también el cosmos con el centro con el punto hacia el cual se mueve toda la integración y a partir del cual muchas cosas de nuestro mundo se manifiestan tomando forma.

Este armado de los “cinco elementos” parece representar la influencia de ios elementos, direcciones, planetas y colores que se cree que tienen un efecto en nuestras vidas y que son personificados por los cinco Budas Dyani: Aksobya, Ratna samba va, Amitaba, Amogasidi y Vairocana.
El armado del sistema Estelar representa tu lugar en el mundo/universo y tu relación con los otros en el mundo/universo. También representa lo lejos o lo cerca que te encuentras de tu meta central.

Tierra de Buda

Entre cada Tierra de Buda hay un portal. En este portal hay un portero y una guardián. Te permitirán atravesar el portal, o te impedirán que lo hagas. También en cada portal hay un espejo de dos lados que te permite ver las cualidades de las personas que encuentras y que son un reflejo de tu propia vida y cualidades.
Cincuenta Mundos de Buda equivalen a un sistema de Buda Estelar, y un “Universo” consiste en cien Mundos de Buda que es igual a 10 mundos X 10 direcciones, lo cual significa que cada universo contiene 1.000 Budas Centrales. Hay tres universos —pasado, presente y futuro— lo cual hace un total de 3.000 Budas.

Mundo de Buda

Parte de esta información se halla en el mándala de 51 pliegues del Buda de ta Sanación. Mucha de esa información habría sido transferida oralmente a los monjes: puede ser que se haya perdido y nunca esté a disposición de los occidentales. Algo de esa información {como comentarios de lo* sutras) espera todavía su traducción al inglés u otros idiomas europeos.
Un “Mundo de Buda” consiste en diez Tierras de Buda.
Mundo de Buda (Tierras de Buda de las diez direcciones)
Este diagrama {ízq.j sólo indica 8 direcciones — las otras dos direcciones son Arriba y Abajo— lo cual indica que los mándalas no sólo se alinean lado a lado sino que se montan uno encima del otro.

Reiki

El Antiguo Testamento de la Biblia dice que Dios hizo el mundo en seis días y descansó el séptimo. Para los budistas, el primer día del nacimiento es un día de reposo o pasivo, y los siguientes siete son días activos. Se dice que el Buda Sakyamuni dio siete pasos después de nacer. En el tercer nivel del mándala del Buda de la Sanación, la Gran Madre representa el nacimiento, la pasividad y el reposo, en tanto Sakyamuni y los seis budas sanadores representan los siete pasos activos del mándala.
Cuando los estudiantes del mándala integran todos sus aspectos, se vuelven “uno” con Buda en el centro que representa la condición que los estudiantes (bodisatvas) desean alcanzar o en la que quieren volverse “iluminados”. De tal integración emana la “semilla” o idea de un nuevo viaje y una mayor iluminación. Por lo tanto, el Buda central también actúa como “Padre” del viaje siguiente, Si los estudiantes no integran sus experiencias, recorrerán el mismo viaje una y otra vez, repitiendo en sus vidas las mismas pautas hasta que comprendan las enseñanzas que se les presenten y el modo de superarlas regocijándose en sus logros positivos, y dejando ir sus cualidades negativas para que no surjan en sus vidas.

Ba Gua y Tierra de Buda

Parece que los budistas chinos rebautizaron al Ba Gua como “Tierra de Buda” y lo utilizaron para representar la travesía hacia la Budidad o Iluminación. Puede aplicarse a cualquier tipo de trayecto: el viaje de la vida, un recorrido espiritual, aprender una nueva habilidad o concretar un vínculo. En el taoísmo. se piensa que la travesía es una especie de ruta en zig-zag, mientras que en el budismo se lo ve como un círculo o espiral que culmina en el centro. El Ba Gua es siempre mostrado con la dirección del sur al tope porque se creía que el emperador de China siempre se sentaba mirando hacia el sur, de modo que cualquier mapa o plano colocado a su frente tenia el sur al tope. Cuando Buda meditaba bajo el árbol Bodi su rostro estaba hacia el este, de modo que esa dirección aparece siempre frente a Buda sentado en el centro de un manda-la: por lo tanto el este aparece en la base de la tierra de Buda. Me parece que los budistas retuvieron muchos aspectos del Ba Gua y así, un modo de entender el mándala, es visualizar un Ba Gua invisible situado debajo de la Tierra de Buda. Por ejemplo, esto significa que algunas de las cualidades de la sección sur del Ba Gua se encontrarán en la sección occidental de la tierra de Buda —los colores rojo/naranja, el elemento Fuego, y demás— y dado que la sección sur del Ba Gua era considerada como la más auspiciosa esta puede ser una razón por la cual el Buda Amitaba (Buda del oeste) es tan popular en Asia.
En la Tierra de Buda hay ocho secciones y cada una de ellas es atendida por uno de los ocho bodisatvas, o budas que ayudaron a Buda sentado en el centro de la Tierra de Buda. Se ingresa a la tierra por el este (nacimiento) y se viaja por cada sección en dirección de fas agujas del reloj (del amanecer hacia el crepúsculo) hasta la octava sección en el noreste. El sur, que representa la polaridad positiva y el verano, es mostrado al tope del Ba Gua porque también representa al mediodía. El norte, que representa la polaridad negativa y el invierno, es mostrado en la base del Ba Gua porque también representa la medianoche. En el budismo, el sur y el norte aparecen en el eje horizontal del mándala e indican el equilibrio de las polaridades positiva/negativa. El mándala puede representar el viaje de un día, un mes, un año o siete años (la sección este del nacimiento no se cuenta pues es considerada como pasiva).