Archivo de la categoría ‘Mudras’

Mudrá gestos para relacionar un estado fisico

Mudrá: son gestos reflexológicos que se relacionan con estados físicos, emocionales y mentales. Por ejemplo, nuestras manos tienen polaridad distinta, y los dedos también. Entonces, conforme a la posición que adoptemos, podemos modificar un flujo neurológico y energético, y así conquistar estados de conciencia distintos. Si estamos inquietos, agresivos, con el mudrá se puede cambiar ese estado. Hay estudios que dicen que, si estamos hablando con otra persona con los brazos cruzados, nos estamos defendiendo.

Gyan mudra y las cerraduras de manos

Cada área de la mano tiene reflejos en el cerebro y, por lo tanto, la forma en que ésta se coloque determinará que la energía fluya por patrones específicos. La mano se vuelve un teclado para ingresar en nuestra computadora mente-cuerpo. Por ejemplo, el Gyan Mudra (puntas del dedo índice y pulgar unidas) estimula el conocimiento y las habilidades y, así, proporciona receptividad y calma.

Namaste Mudra

Namaste Mudra: Repetimos el primer mudra de esta serie, pero esta vez con la actitud de reverencia y agradecimiento hacia el Universo que nos permitió esta experiencia, hacia los maestros que nos legaron esta técnica y hacia nuestro Maestro Interior que la hizo posible. Éste es el momento de percibir los efectos de la práctica.

Shastra Mudra

Shastra: este mudra nos coloca en la actitud del maestro iluminado cuando va a dar su enseñanza. Con él vamos abriendo los canales de conexión para despertar al Maestro Interior.

Kusala

Al compartir nuestra energía, en lugar de disminuir, crece cada vez más. Siempre debemos dar algo bueno. Son las acciones más allá del deber las que forjan un futuro glorioso. Kusala es una buena acción que genera buen karma (Ley de Acción y Reacción).

Los gestos de Kriya Mudras

Esta serie corresponde a los Kriya Mudras. Los gestos con las manos (Hasta Mudras) son muy importantes para el Kriya Yoga tradicional de India. Las manos son consideradas órganos de acción y sensoriales. Las palmas de las manos están ricamente inervadas por terminaciones nerviosas. Cuando las yemas de los dedos, cuyas células son altamente especializadas, se unen en posiciones que han sido determinadas por los grandes sabios de la antigüedad y corroboradas por los siglos de práctica, crean nuevos circuitos energéticos internos y predisponen a nuevos estados de conciencia.

Atmanjali el mudra de la plegaria

Atmanjali: el gesto de orar es universalmente conocido. Todas las religiones lo incorporan para sus plegarias y para agradecer la ayuda Divina, se llame como se llame el Ser Superior al que se honra. Así es: muchos lo conocen y lo realizan automáticamente, sin saber que en realidad es uno de los mudras más terapéuticos. Para aprovechar sus virtudes, junte las palmas de las manos frente al chakra del corazón (en medio del pecho).

Hakini

Hakini: apoye todas las yemas de los dedos unas sobre otras. Puede practicarlo las veces que quiera.

Surabhi el mudra de la vaca

Surabhi: apoye el meñique de la mano izquierda en el dedo anular de la derecha, y el meñique de la mano derecha en el anular de la izquierda. Al mismo tiempo, apoye los dedos medios de cada mano en el índice de la otra. Mantenga los pulgares extendidos. Practique tres veces al día, durante 15 minutos.

Ganesha mudra

Ganesha mudra: ponga la mano izquierda frente al pecho, con la palma hacia afuera, y doble los dedos. Ahora agarre la mano izquierda con la derecha, con la palma hacia adentro. Con cada exhalación, tire de las manos en sentido opuesto, sin soltarlas. Tense un poco los músculos de los brazos y del pecho. Con cada inhalación, relaje toda la tensión. Repita seis veces, luego deshaga la postura, y ponga ambas manos apoyadas sobre el esternón percibiéndolas conscientemente. Luego invierta la posición de las manos. Repita otras seis veces. Practíquela una vez al día.