Archivo de la categoría ‘medicina natural’

Ayurvida: la inspiración del emprendimiento

Ayurvida trajo de Oriente una propuesta natural de belleza y armonía fundamentada en el Ayurveda, la ciencia del Conocimiento de la vida.
La gran diferencia de las formulaciones de AyurVída está en el modo como ella obtiene sus principios activos. El mismo proceso que se ha aplicado hace millares de años y ya probó su valor rejuvenecedor y restaurador de la belleza y de la armonía corporal.
Extrayendo principios activos de ciertas plantas de la naturaleza y utilizando recursos naturales renovables, AyurVida desarrolló una línea completa de productos que combinan la milenaria ciencia ayurvérdica con las modernas técnicas de producción internacional. Son varias líneas para ayudar a mantener la belleza, que adviene del equilibrio del cuerpo, de la mente y del espíritu.
Ayurvida desarrolló productos propios para cada biotipo (Dosha), equilibrando cuerpo, mente y espíritu de forma integral.

Ayurveda en occidente

Fue Deepak Chopra quien popularizó la medicina Ayurveda en occidente. Nacido en Nueva Delhi, en 1947, luego de graduarse de médico en su país se trasladó a Estados Unidos para trabajar en un hospital de New Jersey y continuar con su formación en la especialidad de Endocrinología.
Sin embargo, con el tiempo descubrió que la medicina que él practicaba no era suficiente para ayudar a los enfermos. Se propuso, entonces, encontrar un sistema que permitiera curar el cuerpo desde la mente. Es así como tomó las leyes del Ayurveda y comenzó a aplicarlas desde una perspectiva más occidental, estableciendo un nuevo paradigma en el que la perfecta salud es más que sólo la ausencia de enfermedad. Para Chopra, la salud es “un profundo estado de balance e integración del cuerpo, la mente y el espíritu”. En 1991 fundó la Asociación Americana de Medicina Ayurveda, y en 1995 fundó el “The Chopra Center for Well Being” en California. Según Chopra, el cuerpo y la mente conforman “campos de información” y el ser humano es un alma que tiene una experiencia temporal en un cuerpo y no un cuerpo que vive experiencias espirituales aisladas. Tomar conciencia de la vida que se lleva y empezar a tomar acciones para mejorarla son claves para una existencia plena. Para alcanzar este objetivo, se debe abordar la técnica de la meditación como nuevo paradigma de vida, además de eliminar las toxinas, liberar el estrés y lograr conectarse con la energía fundamental del universo.
Nos hemos acostumbrados a pensar que somos más inteligentes que la naturaleza y por eso olvidamos que somos parte integral del mundo. Rompemos la armonía de la existencia y rutinizamos nuestros hábitos, sin tomar en cuenta que nuestras percepciones cotidianas, interpretaciones y expectativas influyen sobre cada aspecto de nuestra salud mental y física. “Las marcas biológicas son irreversibles. Esto tiene que ver con cómo vivimos, cómo experimentamos el tiempo cada uno de nosotros. El tiempo lo experimentamos en la conciencia. En cuanto a la curación, el temor tiene una incidencia importante e interfiere en el proceso de la curación. Si uno puede perder el miedo, incluso el miedo de morir, hay un cambio en la conciencia y esto facilita la curación”, explica Chopra.
Para el médico hindú, nuestro principal propósito debe ser la búsqueda de un potencial espiritual puro, accesible para todos. Nos invita a romper las respuestas condicionadas, a permitirnos vivir a diario con un nuevo dinamismo y aumentar nuestras capacidades mentales y físicas a través de diez pasos para revertir el proceso de envejecimiento.

Son tres sus etapas principales

1) Poorva Karma (pre Tratamiento): prepara el cuerpo para Panchakarma. Consta de las etapas terapia del snehana (uso de aceites) y terapia del swedana (sudoración).
2) Pradhan Karma (tratamiento principal): consiste en las cinco terapias purificadoras esenciales:
– Terapia del Emesis: Es la mejor para el desequilibrio de Kapha. Eficaz para tratar obesidad, desorden metabólico, asma y dispepsia.
– Terapia de Purgación: Es la mejor para tratar el desequilibrio Pitta. Eficaz en casos de fiebre, enfermedades de la piel, sangrado de nariz, anemia, hinchazón glandular y problemas anales.
– Terapia de Enema: Es la mejor para el desequilibrio de Vata. Proporciona fuerza y vida larga.
– Terapia Nasal: Es la mejor para el desequilibrio de Vata, Pitta y de Kapha.
Usa el aceite medicinal a través de las fosas de la nariz. Eficaz en caso de problemas del oído, la nariz, la garganta y el ojo.
– Bloodletting: Es el mejor para los problemas relacionados con Pitta. Las toxinas son absorbidas adentro de la corriente de la sangre.
3) Paschat Karma (post tratamiento): incluye un cambio en la dieta, la medicación y la forma de vida.

El botiquín ayurvédico

Uno de los grandes aliados de la medicina ayurveda es el uso de hierbas. Existe un amplio muestrario de hierbas medicinales, las más usadas son unas 70 variedades. Algunas son muy típicas de la India y no se encuentran en otras latitudes. Muchas de estas se traen especialmente desde allí y otras pueden ser reemplazadas por especies equivalentes en cada región. Tienen distintas aplicaciones dependiendo del efecto terapéutico deseado, y también diferentes formas de ser administradas. Pueden ser crudas o cocidas, hirviendo la hierba y bebiendo el agua colada, como infusiones, etc. También se usan en forma de baños o fomentos. Además de usar hierbas, el Ayurveda usa las propiedades curativas de los metales, las gemas y las piedras. La ciencia Ayurvédica sostiene que todo lo que existe está dotado de la energía de la Conciencia Universal y todas las formas de materia son simplemente la manifestación externa de esa energía llamada Prana, la fuerza vital que fluye de esta energía universal, que es la esencia de toda la materia. Existen cinco terapias purificatorias que son consideradas una forma especial de tratamiento en el Ayurveda. Estos procedimientos eliminan permanentemente el exceso de Doshas o humores biológicos del cuerpo:
– Vamana: vómito inducido por hierbas
– Virechana: purga
– Niruha Basti: enema limpiador
– Anuvasana Bastí: enema de aceite
– Nasya: aplicación nasal de aceite
Algunos autores también consideran a Rakta-mosha o eliminación de sangre como una terapia parte del Pancha-karma. Los objetivos del Pan-chakarma son el mantenimiento de la salud, el tratamiento de las enfermedades y el rejuvenecimiento. Las dos práctica preparatorias incluyen el aceitarse o Snehana y la sudoración o Sweadann. El Panchakarma es uno de los principales enfoques del Ayurveda a la prevención y tratamiento de la enfermedad. Incluye masajes con aceites herbalizados, tratamientos de vapor de hierbas, terapia de inhalación para limpiar los senos faciales y pulmones y una gran variedad de terapias depurativas. La experiencia es simultáneamente relajante y vigorizante. Sin embargo, el I’an-chakarma tiene un propósito más específico: eliminar las impurezas fisiológicas del sistema y despertar la inteligencia del cuerpo. Si se dejan sin tratar, estas impurezas o desechos celulares pueden desregular el funcionamiento celular y provocar una pérdida de la salud, incluso hasta procesos degenerativos importantes.
El Panchakarma está dirigido a purificar el cuerpo y evitar así el desarrollo de la enfermedad. Los tratamientos permiten retirar las impurezas de los tejidos del cuerpo y luego eliminarlas, utilizando los mismos órganos de eliminación que el cuerpo emplea regularmente: piel, riñon, hígado, intestinos, sistema linfático, vías respiratorias, etc. Provoca un aumento de la energía, vitalidad y resistencia a las enfermedades, mejora la digestión, disminuye la ansiedad y la irritabilidad, potencia la memoria, la inteligencia y la atención. Además, se da una reducción en la edad biológica, respecto a la cronológica. El nivel de colesterol en la sangre también se ve reducido. Cada tratamiento individual depende de la constitución y las doshas desequilibradas de cada persona. Se recomienda a los adultos de uno a tres Panchakarmas anuales para prevenir las enfermedades degenerativas y el envejecimiento. A través de la eliminación de las toxinas, restaura la comunicación entre los canales del cuerpo (srotas) y mejora el funcionamiento autorreferente del ADN. De esta forma, la inteligencia biológica tiene un fluir sin fricción para un funcionamiento holístico del sistema fisiológico.

Medicina Ayurveda para el equilibrio mente-cuerpo

Popularizada en Occidente gracias a Deepak Chopra, la Medicina Ayurveda es una antigua ciencia de la India. Su premisa fundamental constituye una innovación en el tratamiento de las enfermedades:para el Ayurveda no hay enfermos, sino personas que han perdido el equilibrio.
El Ayurveda es la ciencia médica de la antigua India. Llamada “Ciencia de la Vida” por los hindúes, no trata a un paciente enfermo, sino a un cuerpo originalmente sano que está desequilibrado. Esa diferencia con respecto a la medicina tradicional es una de sus características fundamentales y la base de una nueva concepción filosófica que incluye una visión particular respecto de la muerte. El médico ayurveda se encuentra con un paciente al que mira en su totalidad como un ser que merece estar sano, aunque está desequilibrado. No lo considera enfermo sino que lo acompañará en su propio camino de reconocimiento de la salud original que existe en sí misma, y de la cual es dueña. Lo ayuda a reconocer su desequilibrio y lo orienta a través de pautas de alimentación y el uso de algunas hierbas a que recupere el equilibrio perdido. Fue Deepak Chopra quien trajo las enseñazas del Ayurveda a Occidente. Autor de decenas de libros, Chopra integró los conocimientos de esta antigua ciencia y los rescribió de tal manera de hacerlos accesibles a las costumbres y hábitos occidentales. El resultado está a la vista: hoy, el Ayurveda gana adeptos y prestigio en todos los ámbitos.
De acuerdo a la Medicina Ayurveda, el organismo humano está compuesto de tres principios fundamentales mente-cuerpo conocidos como principios metabólicos o Doshas. Estos tres elementos son Vata, Pitta y Kapha, y gobiernan todas las funciones psicológicas,fisiológicas y fi-sio-patológicas de la mente, el cuerpo y la conciencia de cada uno. La proporción específica de estos principios metabólicos en un individuo determinado al momento de la concepción, hace que esta persona tenga un estilo particular de funcionamiento mental y físico. Los principios metabólicos son responsables de la manutención y desarrollo de los tejidos biológicos, y todas las actividades metabólicas. También gobiernan funciones psicológicas y son responsables de emociones tanto negativas como positivas. Cada individuo hereda una particular proporción de los tres principios metabólicos, lo cual determina la característica constitucional de cada persona. Un único principio metabólico puede predominar, pero comúnmente son dos los más representados. Raramente tres están igualmente representados. De esta forma, el tipo constitucional mente-cuerpo de una persona puede ser uno de los siguientes:
1. Vatta
2. Pitta
3. Kapha
4. Vata-Pitta (Pitta-Vata)
5. Vata Kapha (Kapha-Vata)
6. Pitta-Kapha (Kapha-Pitta)
7. Vata-Pitta-Kapha

¿Puede enfermarnos nuestra casa?

Una persona no vive en un determinado lugar sin un motivo. Pasamos por diversas situaciones y vivimos en lugares específicos para aprender determinadas cosas. Permanecemos en un mismo lugar hasta que es tiempo de cambiarnos y pasamos a un lugar mejor para nosotros. Esto no significa que no debemos hacer nada para armonizar nuestra vivienda actual sino que deberíamos ayudar a que llegue el cambio definitivo aunque de antemano estemos sintiendo que ése no será nuestro lugar. Vivir, comer, trabajar y dormir mejor nos ayudará a elegir nuestro verdadero lugar para el futuro, sabiendo que el Feng Shui no nos librará de las situaciones que debemos pasar y aprender, sino que será una ayuda para alivianar el proceso de ese aprendizaje. Muchas personas esperar a adquirir su nuevo hogar para aplicarle Feng Shui, ya que consideran una pérdida de tiempo y dinero hacerlo en una propiedad alquilada o de la que se piensan mudar. Cualquier espacio físico, ya sea una casa u oficina, cuya energía esté enferma, puede acabar con las fuerzas de quienes lo habitan, aunque sea en forma temporal. Por el contrario, un entorno rico en energía chi trae todo tipo de oportunidades. Si nuestro objetivo es mudarnos, lo más inteligente es hacer todo lo que esté a nuestro alcance para rodearnos de un paraíso. Respirar salud y prosperidad es una de las mejores formas de cargar energías y aumentar nuestras posibilidades de hacer realidad nuestros objetivos.

Bioquímica de los ejercicios

La biodanza maneja un sofisticado modelo bioquímico de los ejercicios, lo que le permite ser un gran apoyo para numerosas enfermedades físicas y mentales, incluyendo las neurológicas
Se sabe que ciertos movimientos producen efectos precisos en el organismo. En ello se basa la biodanza: por ejemplo, hay movimientos que producen tranquilidad, haciendo que el cuerpo genere una sustancia parecida al Valium; otros activan el corazón porque generan adrenalina, y algunos bloquean la monoaxidasa, asociada con la depresión.
Su finalidad básica es la manifestación de la identidad en los alumnos, de manera que entren en contacto con su esencia, con lo que son, y cada vez estén menos condicionados por factores externos que los convierten en seres presionados e infelices.

Biodanza el arte de danzarla

Un gran médico alemán, Arturo Llore, demostró que existen unas 2000 enfermedades, de las cuales 1500 son producto de la civilización, es decir, de nuestro actual estilo de vida, lleno de presiones y exigencias que alejan al ser humano de su esencia.
Entre las nuevas terapias alternativas para enfrentar este tipo de problemas está la biodanza, un sistema de desarrollo personal y terapia afectiva creado hace tres décadas por el psicólogo chileno Rolando Toro, que ha tenido gran repercusión en el plano mundial y del cual también existen centros en la Argentina.
La biodanza se define como “La Danza de la Vida”, ya que por medio de bailes, música y movimiento se busca la integración de los potenciales humanos, la reeducación afectiva y el reaprendizaje de las funciones originarias de la vida. Se comienza de la base de que todos tenemos una natural alegría y bondad internas, sólo que, presionados por elementos sociales y culturales, hemos olvidado cómo manifestar lo que somos. Por eso caemos en el estrés, la depresión, la angustia, las adicciones, la hipertensión y tantas otras enfermedades típicas de este fin de milenio.

Administrar el tiempo

Una buena manera de organizarse es crear una rutina para cada día de la semana, que le sirva como guía, aunque no deba cumplirla estrictamente. Esto le permitirá desarrollar sus ocupaciones en el debido tiempo, no desperdiciar horas y, principalmente, evitar el agotamiento. En primer lugar, debe programar sus quehaceres básicos: dormir, comer, aseo, ejercicios y descanso. Escriba, en cada caso, el tiempo aproximado que le toma en una semana típica.
En segundo lugar, coloque sus compromisos regulares, como trabajo, clases o reuniones.
A continuación, destine cierto tiempo para desarrollar las relaciones en su vida. Compartir momentos con sus hijos, charlar con su pareja y visitar familiares o amigos son algunas de las relaciones que entran dentro de esta categoría.
Por último, designe un día de descanso por semana, eligiendo aquél en el que se encuentre menos ocupado. Este tiempo debe sen aprovechado para relajarse y realizar actividades de su gusto, que no sean agobiantes.

Música para el alma y el cuerpo

Aunque recién en las últimas décadas las terapias alternativas posaron su mirada sobre el poder terapéutico de la música, ya desde tiempos bíblicos se sabía que la música era un instrumento de curación. Según el libro de Samuel I, cuando el rey Saúl fue acosado por un “mal espíritu del Señor”, sus criados no dudaron en aconsejarle que buscara un arpista cuya música pudiese calmar su corazón atormentado. David, un joven pastor reconocido por sus aptitudes musicales, logró alejar el mal espíritu luego de tocar su arpa.
El comienzo podría ser mucho más temprano. Algunos estudiosos de la cultura chamánica y de otras antiguas culturas de sanación, aseguran que la terapiamusical moderna es un desarrollo de la tradición chamánica de la curación por el sonido, que ya cuenta con treinta mil años de antigüedad. El modelo chamá-mico sugiere que la música, tanto si la produce la voz, un instrumento, o ambos a la vez, restablece la conexión con nuestra conciencia, y por elevación, con el cosmos.