Archivo de la categoría ‘Los Chakras’

Chakra sacro: Color naranja, sonido “re”

1. Separe un poco las piernas una vez más y coloque los pies levemente hacia fuera. Destrabe sus rodillas.
2. Estire sus brazos lateralmente hacia arriba, inspirando. Mantenga las palmas de las manos hacia arriba.
3. Baje sus brazos lentamente, expirando.
4. Suba y baje sus brazos con calma, repitiendo el sonido “re”.
5. Visualice en todo momento el color naranja.

Chakra raíz: Color rojo, sonido “sa”

1. Párese bien derecho, con la espalda perfectamente recta.
2. Separe las piernas un poco y coloque sus pies levemente hacia fuera.
3. Destrabe sus rodillas y afloje los hombros dejando caer los brazos.
4. Gire su torso hacia la izquierda, hasta que una mano queda en al frente del cuerpo y la otra detrás.
5. Haga lo mismo hacia la derecha.
6. Mientras gira alternadamente hacia cada lado, repita el sonido “sa”.
7. Visualice en todo momentó el color rojo.

Chakras en las manos

Chakras en las manos.
Teniendo en cuenta que las manos poseen una energía curativa muy importante, hay que considerar que el efecto de las campanas sobre éstas potencia la transmisión de la misma. Por otro lado, crea un sentido de reequilibrio psicofísico y aumenta el conocimiento de las capacidades creativas.

Tercer Chakra en el ombligo

Corresponde al Tercer Chakra, vinculado con la individualidad y la capacidad de éxito. La campana debe ser grande y con un sonido bastante fuerte. Los efectos que se consiguen se relacionan con el alivio de malestares estomacales causadas por estrés. Además, hay que tener en cuenta que el ombligo es un centro energético fundamental para acceder a una conciencia superior, que además ayuda a aumentar la autoestima y la fuerza interior.

Cuarto Chakra

Corresponde al Cuarto Chakra, que se relaciona con el corazón, los pulmones, el pecho y el sistema circulatorio. En este caso, se utiliza una campana mediana o grande, que se toca intermitentemente para fortalecer y armonizar los latidos cardíacos. Esto produce un efecto de calma que reduce los niveles de ansiedad y sobreexcitación.

Cúspide de la cabeza Séptimo Chakra

Corresponde al Séptimo Chakra, asociado con el destino de la persona y su integración con lo Trascendente. Se apoya una campana sobre la cabeza (estando sentado sobre el piso). Gracias a las vibraciones musicales, se logran efectos curativos que devuelven la armonía y el equilibrio.

Organos y glandulas para el chakra

Organos y glandulas: interesa a la laringe y a la faringe; cuerdas vocales; cuello; lengua y aparato respiratorio; tiroides y paratiroides. Los pulmones por su función respiratoria, y los bronquios, por el proceso de oxigenación de la sangre. La dinámica de las respuestas nerviosas de la piel. Estimula la creatividad y la comprensión del otro. Logra la serenidad para elaborar aquello que se recibe. También se vincula con la motivación para expresarse.

Chakra de la garganta

Chakra de la garganta: está ubicado en el centro de la garganta, en la base del cuello, a la altura de la tercera vértebra cervical, frente a la laringe. Se simboliza con el dibujo de un triángulo con la punta hacia abajo y un círculo en el centro, ya que se considera que además de manejar la asimilación de los temas (el círculo), en él se cierran aquellas cosas que pueden incorporarse como elementos de energía indicados en el triángulo.

Como elemento se relaciona con el éter, la sensibilidad, el contacto con lo apenas perceptible. La interpretación del nombre es inmaculado, puro. Se refiere también a las sutiles fuerzas de la creatividad, la sensibilidad para percibir a los otros. Se relaciona con la piel como elemento para recepcionar al otro, y se refiere al alimento que nutre la sensibilidad.

Octavo chakra y las funciones de Nita chakra

Se sitúa a dos anchos de mano del octavo chakra, y comparte con éste el estar conectado a los Montes Sagrados. Sus funciones son:
Desarrollar la comprensión de las acciones mágicas como un modo de liberar kanna en la vida cotidiana. • Comprender que estamos ligados a vidas paralelas y aprender a usar las intuiciones que ellas nos dan.
Desarrollar la habilidad de actuar en armonía con las influencias astrológicas.
Desarrollar nuestra sabiduría para entender la naturaleza divina de las personas, animales, plantas y minerales.

El séptimo y el octavo chakra reciben sus órdenes y algunos tipos de energía de los Montes Sagrados. Estos patrones espirituales secretos están organizados de acuerdo con nuestros patrones astrológicos de encamación. Cuando . alguien muere, su energía se almacena en los Montes sagrados para luego volver a desarrollarse en la próxima encamación. Cuatro corrientes relacionadas con los cuatro elementos, la situación astrológica de la encarnación, y la visión del ser que deberá desarrollarse, fluyen de los Montes hacia el nuevo cuerpo material. Estas cuatro comentes están custodiadas por los Dragones de Luz, quienes se aseguran que la persona no se desvíe de su camino espiritual mientras encama.

Bindu Chakra

Bindu Chakra se encuentra ubicado por encima del séptimo chakra (corona), a una altura similar al ancho de la mano. Este chakra no está tan conectado con su posición como los siete inferiores, ya que se encuentra próximo a los Montes Sagrados ubicados fuera del marco del tiempo y el espacio. Sus funciones son:

Entender la verdad de la existencia del Uno y la existencia individual, aplicándola a la vida cotidiana de un modo más espiritual.
Entender las consecuencias espirituales de las acciones.
Realizar magia espiritual a través de la sola presencia.
Conocer la magia de los animales y lo que ellos hacen por los hombres y la naturaleza.
Dar ayuda espiritual por medio de los sueños.
Crear situaciones cotidianas que promuevan la sana-ción espiritual.
Entender nuestra responsabilidad en la red de la vida de la Diosa, y actuar de acuerdo a esto. Acceder a nuestra herencia espiritual. Desarrollar un estado estable del cuerpo físico al trabajar con el cuerpo de luz.