Archivo de la categoría ‘La Luz’

Budas

Habría que destacar que el amanecer está al este, el área donde se dice que está situado el Buda de la Sanación. Cuando miramos el mándala del Buda de la Sanación, cada buda, bodisatva, Yaksha y guardián está sentado rodeado por un pétalo de loto, lo cual da la impresión de estar sentado dentro de una burbuja. Cada color representa una cualidad: rojo para la compasión, azul parala sabiduría, verde para la sanación y amarillo para la introvisión, con el blanco abarcando todas las cualidades. Mucha gente de Reiki ve el color púrpura durante una iniciación Reiki. El púrpura, una combinación de rojo y azul, es sabiduría (mente) y compasión (corazón) combinados.
Creo que esta experiencia por la cual atravesó Mikao Usui es la descripción del 4o nivel de Reiki; desconocido dentro del actual sistema Reiki. Es el paso que conduce a la budidad o unicidad total con las energías cósmicas del universo. Para Mikao Usui, esto f habría significado la unicidad completa con el Buda de la Sanación (la energía sanadora del universo), permitiéndole ser un Maestro de Sanación. Este es un paso muy serio. Mikao Usui no estaba se- guro si sobreviviría a la experiencia.

Meditacion budista

La Luz
El último día, justo antes del amanecer, Mikao Usui vio una luz brillante y deslumbrante que venía hacia él desde el este a enorme velocidad. Advirtiendo que si evitaba la luz podría no descubrir lo que estaba buscando, Mikao Usui se mantuvo donde estaba y de jó que la luz lo impactara. Cuando el rayo de luz chocó contra su frente (tercer ojo) fue derribado, y quedó inconsciente. Entonces vio cientos de burbujas coloridas que contenían símbolos e información sobre Reiki.
Esta es una descripción del estado budista de “Iluminación”, I Una descripción similar puede hallarse en la historia del buda Sakmyamuni, cuando alcanzó la “iluminación” debajo del árbol bodi. En el segundo voto del Buda de la Sanación se sostiene que “mostrará el amanecer a los seres aprisionados por la oscuridad, lo cual les permitirá seguir sus senderos anhelados”.