Archivo de la categoría ‘Energia vital’

Curacion energetica

La medicina energética Reiki fue desarrollada hace algunos siglos en los monasterios tibetanos por los lamas sanadores. Representa una parte importante del sistema de salud tibetano. A mediados del siglo XIX, el japonés Dr. Mikao Usui encontró este antiguo método durante sus investigaciones respecto de la curacion energetica. El concepto Reiki acuñado por el Dr. Usui se compone de las sílabas “Rei” por universal o integral y “Ki” por fuerza vital. En distintos seminarios para la enseñanza de Reiki se abre el canal de energía con ayudas de rituales de iniciación.

Un maestro Reiki produce una apertura para recibir fuerza vital universal en los participantes del seminario. Esta poderosa energía fluirá en cada una de las subsiguientes sesiones de Reiki, en cuanto se realice la imposición de manos. A través de los puntos de imposición de manos alrededor del sistema de chakras, que son los distribuidores de energía hacia los diferentes planos, se provee de energía y activan las fuerzas de autosanación en el plano físico, anímico y espiritual.

Absorcion de energia

¿Qué hace la persona que proporciona reiki? Exactamente eso: da reiki. No es sin embargo un curandero o un santo, sino que es simplemente un canal, un médium que facilita la absorcion de la energia vital universal y por consiguiente, la curación. Nosotros no curamos mediante el reiki, sino que el reiki cura a través de nosotros. El canal de reiki se limita a dirigir la fuerza sobre la persona necesitada de energía, la cual la recibe y la absorbe. Lo más correcto sería decir que la atrae. Al suceder esto, la energía se abre camino por sí sola hacia los lugares donde existen bloqueos o enfermedades. La carencia o pobreza de energía atrae como un vado a la fuerza que va penetrando.

Energia vital

Impotente para ayudar a sus congéneres, Usui intentaba encontrar una cura para los males que los hombres de su tiempo sufrían y para los cuales las otras formas de curación conocidas eran ineficaces. Después de años de estudio y experimentación, logró ver el milagro que el reiki producía en las personas afectadas por todo tipo de males, que más adelante veremos que se trata en realidad de uno solo mal: el bloqueo de la energia vital. Pero el Dr. Usui no sólo redescubrió el reiki, sino que realizó también la primera sistematización del método. A partir de ese momento dedicó el resto de su vida a curar y a difundir sus beneficios, formando escuelas y entrenando discípulos que continuaron manteniendo viva esta extraordinaria forma de curación.

La vibración de la energia Ki

Puede bajar toda la energía que quiera que, nos quema a todos, pero no nos sirve. Es necesario que esa energía pase a través de una estructura como la nuestra, que tiene centros de energía que la transforman y la hacen aprovechable para la vida humana. Tal cual como está, a nosotros no nos sirve y a las plantas tampoco. Ellas tienen sus centros de energía, los animales tienen los suyos, o sea, tienen la forma de protegerse de la energía en bruto; la energia Ki o como la llame cada estudioso es una energía de alta vibración que, sola, tal cual como está, es dañina, no mala, sino

que en realidad es como el Sol: solo no es malo pero nos perjudica; la capa de ozono es nuestra garantía de que el Sol no nos dañe. Los centros de energía son la garantía para que la energía vital no nos dañe, por lo tanto, esa energía necesita de los canales que somos nosotros. De ahí que, al transformarse, esa energía produce un efecto en la persona receptora, siempre que pase a través de nosotros. Entonces, yo tengo que ser un canal lo más desbloqueado posible, lo más elevado posible, para que esta energía tenga la máxima expresión en lo que yo estoy haciendo.

Energia vital de alma a alma

Reiki, para ser efectivo, tiene que pasar a través de las personas, porque la energia vital sola que llega a cada uno es una energia vital que produce un efecto neutro, pero cuando uno la canaliza a través de sí, esa energía sigue el circuito que viene de la coronilla, pasa por el corazón y ahí se moviliza y se transforma en lo que nosotros queremos o anhelamos: armonía, paz, bienestar. Es necesario que pase a través del corazón. Cuanto mejor me sienta durante el momento de dar Reiki, mejor efecto voy a tener en el otro, ya sea a distancia o en persona.

Piensen que la energía está siempre, pero hasta que la energía no llega a atravesarme y a completar este espacio, no se transforma en energía de armonía, sino que simplemente es muy buena técnicamente pero sin la faz humana. Cuando uno envía Reiki a distancia o en persona, se sale de lo común. Todo el día estás estándar, pero en esos 5 minutos estás en otra cosa, pasan cosas distintas, hay otra frecuencia, otra vibración.