Archivo de la categoría ‘energia corporal’

Movimiento: elemento central del lenguaje corporal

El movimiento es, obviamente, el elemento central del lenguaje corporal. Pero, ¿qué se entiende por movimiento?
Para poder cumplir su cometido, esta disciplina comprende por movimiento la respuesta que activa la masa muscular, por una reacción en cadena que recorre el cuerpo de un punto a otro. Esta reacción puede causar un desplazamiento visible o tener una respuesta estática desde el punto de vista externo.

Si esto es así, es porque existe un “movimiento interior”. Se trata de una reacción de la masa muscular poco visible, que se siente en vez de verse. Puede ser que ni siquiera quien realiza el movimiento sienta que se desplaza en el espacio, pero aún así logra percibir, en su interior, un movimiento significativo.
Pero esto no significa que los movimientos externos e internos no se encuentran relacionados. C.uanto mejor es el estado físico de la persona y el de su musculatura mayor será la vinculación entre ellos, y más claro será lo expresado. Estos movimientos integrales y casi perfectos expresan la belleza interna de las personas, la calma y paz interior que disfrutan: la única forma de lograr esta armonía es respetando la integridad del cuerpo y la relación entre lo psicológico y lo físico.

Cuando un movimiento no se realiza según estos principios, carece de sentido. Se trata de movimientos robotizados, automáticos, sin belleza ni significación especial. El objetivo de la expresión corporal es dar vitalidad a los movimientos, permitir que cada persona utilice la capacidad de percepción y comunicación que posee el movimiento al máximo.

¿Qué es la expresión corporal?

Aunque para poder desarrollar el tema es necesario basarse en una sola definición del término, la expresión corporal puede ser descrita de varias y muy diferentes maneras:
• En su sentido más elemental, es manifestar los pensamientos, las emociones y los afectos por medio del movimiento del cuerpo.
• Se trata, también, de representar la información que los sentidos recogen del mundo evitando las explicaciones verbales y creando lugar para la transmisión y el intercambio entre personas en el movimiento.
• La cultura que todos tenemos interiorizada se puede manifestar por medio del lenguaje corporal. Entonces, nuestros movimientos pueden leerse para comprender nuestra mentalidad y nuestra forma de encarar la vida.
• Cuando surgió por primera vez en la Argentina, intentaba ser una manera de resguardar la alegría y espontaneidad del niño recién nacido, una forma de reconectarse con el que es nuestro primer lenguaje.
• Trabajar nuestra expresión corporal puede ser una forma de analizar cómo nos relacionamos con el mundo y las demás personas. Gracias a ella podemos darnos cuenta de muchas cosas que no podemos asumir psicológicamente: estudiarla es, entonces, estudiar nuestros pensamientos más reprimidos.
• Como disciplina de enseñanza, la expresión corporal busca que el individuo no realice movimientos meramente utilitarios (caminar, escribir, estrechar manos, etcétera) sino que se ocupe de desarrollar todo su potencial humano a través de su cuerpo.

Elementos del lenguaje corporal

Cuerpo.
El cuerpo no es simplemente el “envase” que recubre nuestros huesos, músculos y órganos, ni tampoco es sólo un objeto, una cosa, con masa y forma. Ni siquiera es únicamente un ente sensible que recibe y transmite sensaciones, produce lenguaje, intenta comprender al mundo y se comunica con el exterior.
En realidad, el cuerpo es la conjunción de estos tres aspectos. Se trata de una entidad tanto física como biológica y creativa. No es posible concebir una sin la otra, ni podrían existir o funcionar cómo lo hacen sin el apoyo que se brindan mutuamente. El hombre es un ser complejo y que combina estas múltiples existencias. El ideal de comunicación los utiliza y combina a todos.
La hbertad y autonomía con que estos tres elementos se desarrollan en cada individuo es algo muy difícil de describir. La personalidad y las características de cada uno dependen de la forma en que se relacionan, bloquean y expresan. La expresión corporal intenta que todos estos aspectos sean parte de la vida del hombre, para que pueda comprender su verdadera esencia en forma integral y completa.

Energía.
Por energía se entiende a la capacidad que tiene el cuerpo para producir movimiento a través de su sistema muscular. La expresión corporal busca alcanzar el máximo rendimiento de esta energía, con el desgaste justo e indispensable, orientando a la persona para que haga uso adecuado de ella.
La energía es, entonces, el motor del proceso que nos permite movernos. Para conseguir que el cuerpo aproveche la energía que posee es necesario concentrarse y ubicar los centros de apuntalamiento, ya que el hombre tiene la capacidad de realimen-tarse de energía por medio de sus articulaciones. Cuando la fuerza está bien ubicada, se siente como la energía se desplaza de un lugar a otro y produce los movimientos. La expresión corporal intenta que cada individuo sea consciente de este desplazamiento y pueda sentir en toda su plenitud los cambios que se producen dentro y fuera de su cuerpo.
El desarrollo de esta práctica hace posible desarrollar y mantener los reflejos y los centros de fuerza en el movimiento, además de brindarnos más resistencia y asegurarnos un mejor rendimiento de nuestra energía. La realimentación se asegura así. Puede suceder, especialmente cuando por primera vez se practica la expresión corporal, que no se logre sentir a la energía transitando por el cuerpo. Es necesario repetir las experiencias cuantas veces sean necesarias, hasta lograr nuestro objetivo.

Descalzos por la vida

Luego de andar todo el día con los pies encerrados y atrapados en los zapatos (esas duras estructuras como barcazas -en el caso de los hombres- o esos caprichosos objetos anchos donde el pie es angosto, y angostos donde el pie es ancho —el caso de las mujeres-), ¿existe mayor placer que estar descalzos y disfrutar esa sensación de alivio y libertad? Pues bien, además esto es un eficaz acto preventivo y curativo. Tome nota:

_Fortalece la musculatura de los pies
_Previene infecciones
_Flexibiliza las venas
_Activa la circulación general

¿Cómo obtener estos beneficios? Tan solo caminando descalzos sobre tierra, césped o arena de 15 a 25 minutos diarios, lo cual además le devolverá la estabilidad, la solidez y el equilibrio, volviendo a conectarlo con el sentido sagrado de la vida.

Expresión corporal y el bagaje natural

La expresión corporal puede ayudarnos a construir un nuevo conocimiento sensible que amplía nuestro bagaje natural. Jamás se deja de aprender sobre comunicación y cómo relacionarse con los demás; el valor humano de cada uno va creciendo conforme aumenta nuestro manejo del lenguaje del cuerpo. De a poco, prestar atención al movimiento corporal nos permite conocernos mejor. Nos permite descubrir nuestros tiempos, nuestras necesidades educativas, culturales, sociales, de crecimiento, sentimentales, afectivas y de autonomía. Nos ayuda a respetarnos, a respetar nuestra forma de vivir la vida, sin ceder ante las presiones del mundo exterior.

Lenguaje corporal y preservación de la mente

La personalidad se demuestra en la forma en que nos movemos, y puede trabajarse tanto desde el interior como desde el exterior del organismo que la contiene. El cuerpo humano posee una unidad psicosomática que hace que cada pequeña partícula del cuerpo repita la función creadora total del hombre. Todos podemos generar nuevas fuerzas, pero debido a las características del momento histórico en que vivimos, llevamos muchos (demasiados) años descuidando nuestro cuerpo y deteriorando todo sus maravilloso potencial de expresión.

Por eso el descubrimiento del lenguaje corporal supone la recuperación y, luego, la preservación de la unidad entre lo físico, lo social, y lo mental. Pero también es necesario comprender un segunda unidad que existe en nuestro cuerpo. Una que, al igual que la psicosomática, no incentivamos como sociedad. Se trata de la unidad que existe entre el cuerpo, el movimiento y la energía.

Cuerpo, energía y movimiento

Energía y movimiento: para descubrir el lenguaje corporal es necesario desarrollar todas las posibilidades de movimiento del cuerpo. No es posible comprender la verdadera esencia de una práctica (más aún de una práctica tan relacionado con lo íntimo de cada individuo como ésta) si no se la experimenta, al menos, en forma introductoria. Es necesario para aprender el lenguaje de nuestro cuerpo relacionarse con él; sensibilizarse, concientizarse, vivir el cuerpo es indispensable para comprender a quien vive dentro: nosotros.

Curacion energetica

La medicina energética Reiki fue desarrollada hace algunos siglos en los monasterios tibetanos por los lamas sanadores. Representa una parte importante del sistema de salud tibetano. A mediados del siglo XIX, el japonés Dr. Mikao Usui encontró este antiguo método durante sus investigaciones respecto de la curacion energetica. El concepto Reiki acuñado por el Dr. Usui se compone de las sílabas “Rei” por universal o integral y “Ki” por fuerza vital. En distintos seminarios para la enseñanza de Reiki se abre el canal de energía con ayudas de rituales de iniciación.

Un maestro Reiki produce una apertura para recibir fuerza vital universal en los participantes del seminario. Esta poderosa energía fluirá en cada una de las subsiguientes sesiones de Reiki, en cuanto se realice la imposición de manos. A través de los puntos de imposición de manos alrededor del sistema de chakras, que son los distribuidores de energía hacia los diferentes planos, se provee de energía y activan las fuerzas de autosanación en el plano físico, anímico y espiritual.

Curar el cuerpo energético

Curar el cuerpo: entre la mayoría de Los métodos de curación, la medicina energética ocupa un lugar fijo desde la Antigüedad. Curanderos, chamanes, brujas, o lamas sanadores, todos compensan la energía la hacen circular o actúan sobre el campo energético. El cuerpo humano es mantenido por innumerables secuencias energéticas. Billones de células que se componen de moléculas y átomos conforman un complejo cargado de energía, en el que se produce un constante recambio energético dentro del cuerpo y con el mundo exterior.

Las fuerzas de autocuración del cuerpo pueden ser activadas en cada célula. A través del sistema de chakras, además, es posible liberar la psiquis, el plano de videncia y los cuerpos sutiles del aura humana de bloqueos de energía. Los últimos conocimientos científicos indican que el cuerpo etérico o cuerpo sutil realmente existe. Se entiendo por ello un campo energético que provee de energía a todos los seres vivos. El campo etérico resulta ser el medio transmisor de fenómenos, tales como transmisión de pensamientos, visiones psíquicas, radiación terrestre o transmisión de energía libre.

Desintoxicacion

Recibir reiki se trata de una verdadera acción de desintoxicacion, como la asociada a un período de ayuno: todas las toxinas físicas y psíquicas vuelven a circular para ser definitivamente expulsadas. Como acontece en el tratamiento homeopático y con otras técnicas de curación natural, en casi todos los casos al final de las primeras sesiones el estado del paciente se agrava en lugar de mejorar. Es una etapa previsible en el camino hacia el restablecimiento del equilibrio global.

Es importante remarcar que la energía del practicante de reiki no merma ni se ve afectada negativamente por el hecho de dar reiki a otra persona. Recordemos que la fuente de energía no es el dador en sí, sino la fuerza de reiki del universo, la cual es inagotable. Cuanto más reiki fluye por él, más cantidad tiene a su disposición. Por lo tanto el practicante también es beneficiado en su tarea de curador: dar reiki significa siempre recibir reiki.