Archivo de la categoría ‘El Cosmos’

Coaching astrológico

La realidad compleja en que vivimos requiere de la presencia de profesionales de la psiquis, o de la salud del alma, que se encuentren capacitados para poder orientar a sus pacientes en su problemática.
La astrología, por su gran habilidad para mejorar el autoconocimiento y su capacidad de señalar ciclos favorables y desfavorables, es una de las disciplinas más respetadas y utilizadas en gran parte del mundo.
Basándose en la experiencia personal y profesional de ambas, Patricia Castignani y Claudia Rizzi han diseñado una carrera práctica que incluye una completa formación.
La carrera de Coaching astrológico dura dos años e incluye seminarios post graduación a elección, entre los que se ofrecen Astrología financiera, Astrología esotérica, Inglés para astrólogos, Astrología horaria y Etica de la astrología. Una de las características esenciales que distingue esta oferta educativa es que se trata de una sólida formación académica en cuanto a lo teórico y predictivo, donde el alumno aprende a levantar cartas astrales, el uso de modernos programas de software y todas las técnicas astrológicas. En el segundo año de estudio, recibe una importante formación psicológica. Al finalizar la carrera, es posible acceder a un título internacional otorgado por The International Society for Astrological Research (ISAR), la asociación astrológica más prestigiosa del mundo, con sede en 22 países.

Descubrir Reiki en el cosmos

Siempre me pregunté de dónde viene el Reiki, de dónde sale la energía que fluye a través de las manos, cómo llega a nosotros esa energía,  por qué es inagotable e infinita. Y descubrí que el cosmos está en permanente expansión y que se expande en el vacío, que él mismo va creando. Y ese cosmos está movido por una fuerza crucial: la del sol. Según el doctor en cosmología Brian Swimme: La Tierra es un planeta inmenso y está siendo movido alrededor del sol, por la fuerza del mismo sol. Esto es algo que el sol hace en cada momento de cada día. Somos sostenidos por el sol. Si este nos soltase de su lazo, derivaríamos hacia el espacio profundo.