Archivo de la categoría ‘Climatoterapia’

Tipos de climas y sus comportamientos

Los diferentes tipos de climas definen cómo se comportan las personas. A gran escala, factores como la temperatura, las horas de sol y las tormentas pueden resultar cruciales al forjarse el carácter de los pueblos. El carácter de los países nórdicos, reservado y crítico, dista mucho del de los habitantes meridionales, apasionados y sentimentales. En los climas nórdicos, caracterizados por largos inviernos, suelen sufrir agudas depresiones originadas por la falta de luz.

El frío extremo produce también desasosiego. Los países que experimentan cambios estacionales normales tienen habitantes con mejor estado de ánimo, ya que el cuerpo puede adaptarse fácilmente a las nuevas temperaturas. Por su parte, la famosa alegría caribeña encuentra una de sus causas en las tormentas típicas de la zona, que pueden provocar en sus habitantes una excitación nerviosa que tan pronto los hace estar alegres como los sume en un decaimiento físico más parecido al abatimiento que a la pereza.

Fenomenos climaticos

Las características electromagnéticas del aire son clave a la hora de influir en una u otra forma sobre el organismo. Conforme asciende o desciende la presión atmosférica, se producen cambios eléctricos que originan la proliferación de iones positivos o negativos. En el primer caso, la influencia sobre el organismo es perjudicial; en el segundo caso, actúa en forma benigna.

Algunas personas son más sensibles que otras a estos cambios debido, según los expertos, a que su sistema límbico es más vulnerable y reacciona con mayor celeridad tanto a los impulsos electromagnéticos como a las variaciones térmicas y luminosas atmosféricas. Muchas ciudades del mundo han definido su espíritu de acuerdo a la presencia de ciertos fenomenos climaticos. En ese sentido, la famosa niebla que invadía la Londres victoriana bien pudo sentar las bases del ánimo inglés.

La climatoterapia como metodo terapeutico

La climatoterapia es un metodo terapeutico que intenta curar determinadas enfermedades a través de la exposición del enfermo a las condiciones climáticas adecuadas a su caso. Surge, además, como técnica efectiva para la conservación de la buena salud. Los climas no son uniformes y provocan reacciones distintas en cada individuo relacionadas con una serie de factores. Pueden, por lo tanto, ejercer efectos calmantes o tonificantes, estimulantes o depresivos, de acuerdo con la constitución física y estructura psi-cóloga de las personas.

Climatoterapia y la influencia del clima en la salud

Climatoterapia: aunque pocas veces nos damos cuenta, el clima tiene una notable influencia en nuestra salud y estado de ánimo. La presión atmosférica, la temperatura y los cambios estacionales pueden ser utilizados para curar diversas patologías. Pasaron más de 2000 años desde que el padre de la medicina, el griego Hipócrates, aconsejaba cambiar de aire para mejorar la salud. Además, aseguraba que los cambios de estación tenían una directa influencia sobre el organismo. Algo de esto confirmaban nuestras abuelas cuando sostenían que podían predecir las lluvias de acuerdo al dolor de sus huesos.

Actualmente, los científicos han investigado en profundidad el tema y llegaron a conclusiones asombrosas. El efecto de la temperatura sobre nuestro estado anímico es sólo una de las consecuencias más evidentes de la influencia que tiene el clima sobre la salud. Con el frío buscamos la acción y se elevan las constantes vitales y el ritmo cardíaco; cuando llega el calor, nos volvemos perezosos c irascibles. Las altas temperaturas afectan al sistema neurovege-tativo, alterando la regulación de la sensibilidad y nuestra percepción de bienestar.