Posición de las manos en la meditación

Colocar la mano izquierda sobre la derecha, con las palmas hacia el cielo y contra el abdomen; los pulgares en contacto por sus puntas, mantenerlos en posición horizontal con una ligera tensión. Las manos forman un óvalo. Están en contacto con el centro de energía vital situado algunos centímetros por debajo del ombligo, llamado Kikai Tándem (Océano de Ki). La mano izquierda colocada sobre la derecha es la mejor posición para concentrarse y evitar la dispersión de la energía.

Etiquetas:

Deja un comentario