Sobre la energía sexual

“La ciencia ha descubierto que un espermatozoide tiene una cola y que, cuando el varón es estimulado, la cola del espermatozoide vibra a muy alta velocidad, lo que crea mucha energía sexual. Lo mismo ocurre con esa especie de pelusilla que recubre el óvulo. Imaginen lo que ocurriría si el hombre fuera capaz de conservar sus espermatozoides: crearían una impresionante cantidad de energía sexual capaz tras ser trasformada de enriquecer su cuerpo entero”.

Control do la eyaculación.
“Durante miles de años, los taoístas han sabido que cuando el hombre aprende a controlar su eyaculación y a transformar su energía, consigue una constitución más saludable porque las hormonas sexuales permanecen en el cuerpo y lo regulan, así fortalecen sus defensas y lo hacen más resistente a la enfermedad. Lo mismo se puede decir de las mujeres. Han de aprender a controlar el flujo de su menstruación para conservar una mayor cantidad de energía sexual”.

Etiquetas:

Deja un comentario