Concentrarse en el pedido

En cuanto se hayan cumplido los pasos previos notaremos que nuestro estado mental se encuentra más sosegado y claro que de costumbre. Esto permitirá entrar en contacto sin interferencias con nuestro deseo profundo, con el Yo Superior que nos guía desde dentro. Así nos será revelado el contenido que deberá llevar nuestro pedido, además de tener en cuenta los siguientes consejos:
– Pedir una cosa por vez, clara y directamente.
– Formular la frase en forma afirmativa.
– No elegir pedidos que dependan exclusivamente del deseo de otros, porque de esta manera estaremos interfiriendo con otra energía que no nos incumbe. El Cosmos tiene destinado un camino para cada uno de nosotros, por lo que sería irrespetuoso
interferir en ese designio (por ejemplo, no sería recomendable pedir: “que mi hijo se separe de su pareja”).
– Redactar la afirmación en tiempo presente, como si ya estuviera ocurriendo aquello que solicitamos nos sea dado.

Etiquetas:

Deja un comentario