Tres estados espirituales

Es necesario entender las diferencias que existen en todo estado espiritual, teniendo en cuenta la influencia negativa o positiva en nuestra vida y, además, el misterio que rodea cada estado. El espíritu es lo que debemos perfeccionar a través de un camino claro, con moral, disciplina y honestidad, sembrando siempre el bien, ayudando al que nos necesita. El alma, por su parte, es lo que da vida a nuestra materia y, a través del espíritu, nos lleva por un camino de felicidad o infelicidad. El karma es el otro estado. Un proceso que casi todo ser humano debe corregir a través de la fe y el amor a Dios. El diálogo entre la fe y la persona es esencial. Un diálogo sincero, honesto y positivo para que la persona evolucione y pueda ser feliz con los suyos, en la construcción de un mundo mejor.
El karma es, además, el componente que tenemos en el alma de procesos de otras vidas. Representa el estado de perfeccionamiento que todos, bien o mal, tenemos que pagar.

Etiquetas:

Deja un comentario