La junta kármica y el registro Akáshico

El Registro Akáshico es el libro de la vida del que han hablado las grandes religiones y los sabios de la Humanidad. Cuando dejamos el cuerpo físico, nos encontramos con un tribunal kármico constituido por seres de luz, que rigen nuestras encarnaciones. Son ellos quienes evalúan lo que hemos hecho en vida y, a partir de las cuentas pendientes, nos señalan cuál es la mochila (karma) que llevaremos a la próxima vida. Este juicio y los hechos de otras vidas son los que el akasha (éter) registra. Es allí donde se encuentran las guías espirituales, quienes nos dan orientación acerca de cuestiones materiales, ya sean emocionales, mentales o físicas. El registro akáshico se encuentra grabado principalmente en la memoria celular; pero también queda plasmado en el inconsciente y a nivel macrocósmico, en los archivos akáshicos del universo. Al acceder a una lectura del Registro Akáshico sin pasar por la experiencia de la muerte, es posible tomar contacto con lo que debemos hacer y por algún motivo estamos dejando de lado. La lectura del Registro Akáshico limpia el campo vibracional y renueva las energías, devolviéndole al alma la luz que tenía antes de encarnar. Además, los maestros ascendidos brindarán ejercicios específicos para ayudarnos a la resolución de los bloqueos presentes en nuestra vida.

Etiquetas:

Deja un comentario