Descalzos por la vida

Luego de andar todo el día con los pies encerrados y atrapados en los zapatos (esas duras estructuras como barcazas -en el caso de los hombres- o esos caprichosos objetos anchos donde el pie es angosto, y angostos donde el pie es ancho —el caso de las mujeres-), ¿existe mayor placer que estar descalzos y disfrutar esa sensación de alivio y libertad? Pues bien, además esto es un eficaz acto preventivo y curativo. Tome nota:

_Fortalece la musculatura de los pies
_Previene infecciones
_Flexibiliza las venas
_Activa la circulación general

¿Cómo obtener estos beneficios? Tan solo caminando descalzos sobre tierra, césped o arena de 15 a 25 minutos diarios, lo cual además le devolverá la estabilidad, la solidez y el equilibrio, volviendo a conectarlo con el sentido sagrado de la vida.

Etiquetas:

Deja un comentario