Descubrir sensaciones nuevas con el paso del tiempo

La natural capacidad humana de absorber y transmitir la energía del cosmos, que tenemos cuando somos chicos, ese asombro que nos causa el descubrir sensaciones nuevas, maravillarnos con la naturaleza, se va perdiendo cuando crecemos. Nadie nos inicia en el conocimiento del por qué de este viaje humano. Nadie (o casi) celebra con contenido profundo los cambios de estaciones. Y esos canales abiertos a la energía del Universo que, cuando niños, están en plenitud, se olvidan. El foco pasa a estar en lo externo, en lo artificial, en el consumo. El por qué y para qué de nuestra existencia deja de ser un tema importante y trascendente.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario