Recetas con Cruciferas

Lavar muy bien las hojas de repollo y secarlas. Retirar las nervaduras duras y cortarlas en finísimas julianas. Incorporar la sal y colocar en una fuente con un poco de profundidad. Agregar las semillas y el laurel. Mezclar bien. Colocar un peso sobre el repollo, un recipiente con agua, por ejemplo y dejarlo macerar por cuatro horas las cruciferas. Transcurrido ese lapso, remover la preparación y volver a poner el recipiente pesado. Dejar macerar por dos horas más. Luego, se puede guardar la preparación con todo su jugo en el refrigerador y, para consumir, se retira el repollo y se puede combinar con verduras crudas en ensaladas o sólo con aceite y gotas de limón.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario