Energia Corporal

La sensibilidad comienza a recibir una fuerza equilibrada; para ello, las manos juntas perciben, desde el centro de cada una, como los platillos de una balanza, la fuerza que va de una a la otra, elaborando el movimiento equilibrado que proyecta el individuo al restablecerse la energia corporal.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario